Los OVNIs y los alienígenas espaciales

Michael Gleghorn


Una historia de dos hipótesis

Parece que casi todos están interesados en informes sobre OVNIs y encuentros con alienígenas. Pero, ¿cómo deberían entenderse estos informes? ¿De dónde provienen estos "objetos voladores no identificados", y qué son? ¿Nos están visitando seres inteligentes de otro planeta o de alguna otra dimensión? ¿O son los informes de OVNIs simplemente una colección de rumores falsos, alucinaciones y fenómenos mal identificados? ¿Pueden explicarse todos los informes de OVNIs adecuadamente, o hay algunos que parecen desafiar toda explicación natural? Estas son solo algunas de las preguntas que queremos considerar en este artículo.

Primero, sin embargo, es esencial notar que la mayoría de los OVNIs (objetos voladores no identificados) terminan siendo OVIs (objetos voladores identificados). John Spencer, un investigador de OVNIs británico, estima que hasta el 95 por ciento de los informes de OVNIs recibidos "se convierten en OVIs, y son explicados satisfactoriamente".{1} Por ejemplo, podría encontrarse que el informe es una broma astuta o que tiene alguna explicación natural. Planetas, cometas, aeronaves militares y cohetes (entre muchos otros) han sido confundidos por OVNIs. Pero, aun cuando el 99 por ciento de los informes de OVNIs pudieran tener una explicación satisfactoria, todavía habría miles de casos que resisten porfiadamente toda explicación natural. Estos se denominan informes de OVNIs residuales.

Si los OVNIs residuales no son rumores falsos, alucinaciones o algún fenómeno natural o causado por el hombre, ¿qué son, entonces? La mayoría de los investigadores de OVNIs adhieren a la hipótesis extraterrestre o a la hipótesis interdimensional. La hipótesis extraterrestre sostiene que viajeros espaciales interplanetarios tecnológicamente avanzados realmente están visitando nuestro planeta desde otra parte del cosmos. Stanton Friedman, un representante de este punto de vista, dice claramente: "La evidencia es abrumadora de que algunos OVNIs son naves espaciales alienígenas".{2}

La hipótesis interdimensional acepta que "algunos OVNIs son fenómenos reales que pueden exhibir efectos . . . físicos".{3} Sin embargo, a diferencia de la hipótesis extraterrestre, este punto de vista no cree que los OVNIs y los seres alienígenas provengan de alguna otra parte de nuestro universo físico. Pero, entonces, ¿de dónde provienen? Algunos sugieren que vienen de algún otro universo de espacio y tiempo. Pero otros creen que vienen de alguna dimensión completamente distinta, tal vez un mundo espiritual.{4}

¿Cómo podríamos saber cual de estas dos hipótesis es la correcta? El Dr. Hugh Ross, un astrónomo y apologista cristiano, sugiere que usemos el enfoque científico conocido como "proceso de eliminación". Escribe: "Los mecánicos lo usan para averiguar por qué no arranca un coche. Los médicos, para saber por qué duele el estómago. Los detectives, para descubrir quién se llevó el dinero. Este proceso puede ser usado también para descubrir qué podría explicar o no el surgimiento del fenómeno de los OVNIs.{5}

Así que, ¿qué ocurre si aplicamos este procedimiento a la hipótesis extraterrestre? Si bien es bastante popular aquí en Estados Unidos, hay algunas serias objeciones científicas a este punto de vista.

La hipótesis extraterrestre

En primer lugar, es altamente improbable que haya otro planeta en nuestro cosmos capaz de sustentar vida física. El Dr. Ross ha calculado que la probabilidad de que exista dicho planeta exclusivamente debido a procesos naturales es menor a 1 en 10174. En realidad, uno tiene "una probabilidad mucho más alta de ser muerto en el próximo segundo por una falla de la segunda ley de la termodinámica (una probabilidad de alrededor de 1 en 1080)".{6} Por lo tanto, aparte de la creación sobrenatural de otro lugar adecuado para la vida, nuestro planeta es, ciertamente, único en su capacidad de sustentar organismos biológicos complejos. (Ver el artículo de Probe "¿Estamos solos en el universo?") Esto hace que la hipótesis extraterrestre sea sumamente improbable. ¡Pero las cosas se ponen aún peor!

Suponga (contra toda probabilidad estadística) que sí existe un planeta con vida inteligente en alguna otra parte del universo ¿Cuál es la probabilidad de que este tipo de criaturas esté visitando nuestro planeta? ¿Y qué tipo de dificultades enfrentarían al hacerlo?

Tal vez el mayor desafío de los viajes espaciales interestelares sea simplemente el inmenso tamaño del universo. Un grupo de científicos, en la suposición de que cualquier nave espacial alienígena seguramente mantendría comunicación con su planeta de origen o con otros miembros de su grupo viajero, "barrió cada una de las 202 estrellas aproximadamente iguales al Sol dentro de una distancia de 155 años luz de la Tierra. No se detectó una sola señal inteligible en ninguna parte de la vecindad de estas estrellas".{7} Esto sugiere que, como mínimo, E.T. tendría que viajar 155 años luz solo para llegar a la Tierra. Lamentablemente, muchos peligros galácticos impedirían que viajara aquí en una línea recta. El tener que eludir estos peligros mortales aumentaría la distancia mínima del viaje a aproximadamente 230 años luz.{8}

Ross estima que "cualquier nave espacial de un tamaño razonable que transporte seres físicos inteligentes puede viajar a velocidades no mayores que el 1 por ciento" de la velocidad de la luz.{9} Si bien esto equivale a unos 11 millones de kilómetros por hora, ¡igual requeriría unos 23.000 años recorrer los 230 años luz hasta la Tierra! Por supuesto, muchas cosas pueden fallar en veintitrés mil años. A los alienígenas se les podría acabar la comida o el combustible. Su nave espacial podría ser dañada más allá de la posibilidad de reparación por desechos espaciales. Podrían ser destruidos por una epidemia contagiosa. La mente queda anonadada por la abrumadora improbabilidad de completar exitosamente una misión multigeneracional de este tipo.

A la luz de estos datos, no da la impresión de que la hipótesis extraterrestre podría sobrevivir razonablemente el proceso de eliminación. ¿Le va mejor a la hipótesis interdimensional? Hay una cantidad creciente de investigadores de OVNIs que creen que sí. Veamos.

La hipótesis interdimensional

La hipótesis interdimensional sostiene que los OVNIs residuales "ingresan a las dimensiones físicas del universo 'desde afuera de' las cuatro dimensiones conocidas: largo, ancho, alto y tiempo".{10} ¿De dónde provienen? Algunos creen que vienen de otro universo físico de espacio y tiempo. Pero esto no parece posible. La relatividad general prohíbe que "las dimensiones del espacio-tiempo de cualquier otro universo hipotéticamente existente" se superpongan a las nuestras.{11} Por esta razón, muchos investigadores creen que los OVNIs residuales deben provenir de alguna otra dimensión completamente diferente; hasta de un mundo espiritual.

¿Qué evidencia puede ofrecerse a favor de una hipótesis tan osada? Muchos apuntan al comportamiento extraño de los OVNIs residuales mismos. Hugh Ross sostiene que los OVNIs residuales "deben ser no físicos ya que no obedecen leyes físicas firmemente establecidas".{12} Entre los muchos ejemplos que ofrece en apoyo de esta afirmación, considere los siguientes:{13}

  1. Los OVNIs residuales no generan estampidos supersónicos cuando rompen la barrera del sonido, ni muestran ninguna evidencia de ofrecer resistencia al aire.
  2. Hacen giros bruscos y paradas repentinas imposibles.
  3. No envían señales electromagnéticas detectables.

Si los OVNIs residuales son reales (según lo que sugiere el testimonio creíble de astrónomos, meteorólogos, pilotos y otros), entonces su capacidad para desafiar las muy conocidas y muy probadas leyes de la física es una fuerte indicación, en la mente de muchos investigadores, de que deben ser no físicos en su naturaleza. Además, muchos investigadores argumentan que los OVNIs residuales también manifiestan características consistentes con la inteligencia.

Por ejemplo, "con relación a la cantidad de observadores potenciales, hay diez veces más avistamientos a las 3:00 a.m. (una horario en que hay pocas personas afuera) que a las 6:00 a.m. o a las 8:00 p.m. (horarios en que hay muchas personas afuera, en la oscuridad)".{14} Si los OVNIs residuales fueran simplemente sucesos aleatorios, entonces esperaríamos tener más avistamientos cuando hay más observadores potenciales. El hecho de que estos sucesos no sean aleatorios podría sugerir que hay algún tipo de inteligencia detrás. Esto es apoyado, además, por el hecho de que algunas personas son más propensas a ver OVNIs residuales que otras. Hay numerosos investigadores que han observado una correlación entre la participación de una persona en el ocultismo y la probabilidad de que tenga un encuentro con un OVNI residual. Esto podría sugerir, también, algún tipo de inteligencia detrás de estos fenómenos.

Finalmente, los OVNIs residuales no solo parecen ser no físicos e inteligentes, sino que también parecen malévolos. Muchos de los que dicen haber tenido un encuentro con un OVNI residual han sufrido daños emocionales, psicológicos y/o físicos. Algunas pocas personas han muerto luego de este tipo de encuentros. A la luz de estas extrañas características, muchos investigadores han llegado a conclusiones similares acerca del posible origen de estos fenómenos.

La conexión oculta

Muchos investigadores serios de los OVNIs han notado una llamativa similitud entre algunos de los alienígenas que se describen en informes de OVNIs y los espíritus demoníacos descriptos en la Biblia. Si bien tal vez no sea posible saber si algunos alienígenas son, en realidad, demonios (y ciertamente no pretendo saberlo yo), la bien documentada conexión entre los fenómenos de OVNIs y el ocultismo no puede ser negada.

En 1969 Lynn Catoe trabajó como la bibliógrafa principal de una publicación sobre OVNIs producto de la investigación de la Biblioteca del Congreso para la Oficina de Investigación Científica de la Fuerza Aérea de EE.UU. Luego de una investigación de dos años, en la que analizó miles de documentos, destacó explícitamente el vínculo entre los OVNIs y el ocultismo. Escribió: "Gran parte de la literatura sobre OVNIs disponible. . . trata de temas como telepatía mental, escritura automática y entidades invisibles . . . manifestaciones 'poltergeist' y 'posesiones'. Muchos . . . informes de OVNIs . . . cuentan acerca de supuestos incidentes que son llamativamente similares a la posesión demoníaca y los fenómenos psíquicos".{15} El veterano investigador sobre OVNIs John Keel, concuerda. Luego de estudiar la literatura sobre demonología, escribió: "Las manifestaciones y hechos sucedidos descriptos en esta imponente literatura son similares, si no completamente idénticas, al fenómeno de los OVNIs propiamente dicho".{16} La extraña afirmación de la existencia de secuestros alienígenas puede dar alguna credibilidad a estos comentarios.

Muchos de los que informan sobre una experiencia de secuestro, si no todos, describen a los alienígenas como engañosos y hostiles. Whitley Strieber, cuya participación en el ocultismo precedió a la escritura tanto de Communion como de Transformation, en ocasiones se refiere a sus visitantes alienígenas explícitamente como "demonios". Por ejemplo, en Transformation describió su reacción emocional a los alienígenas con estas palabras: "Sentí una sensación indescriptible de amenaza. Era como el infierno en la tierra estar ahí; sin embargo, no podía moverme, no podía exclamar nada, no podía irme . . . Sea lo que fuera que estaba ahí, parecía ser monstruosamente desagradable, inmundo, oscuro y siniestro. Por supuesto que eran demonios. Tenían que serlo. Y estaban aquí y yo no podía irme".{17}

No obstante, a pesar del hecho de que el secuestro suele ser físicamente y emocionalmente doloroso, el Sr. Strieber tiende a crecer que su propósito es, en última instancia, benévolo. Cuando se la integra correctamente, la experiencia del secuestro puede ser un catalizador para el crecimiento y el desarrollo espiritual. Aun así, él admite cándidamente que, en realidad, no está seguro precisamente de quiénes o qué son estos seres, y sigue advirtiendo que muchos de ellos son en realidad hostiles y malévolos.{18} A la luz de esto, uno no puede evitar preguntarse acerca de las experiencias relatadas en los libros del Sr. Strieber. Si sus encuentros con alienígenas no fueron simplemente alucinaciones, o producto de algún trastorno mental, ¿no es al menos posible que sus siniestros visitantes fueran demonios? Como se señaló arriba, muchos investigadores de OVNIs ciertamente considerarían que esto (o algo muy parecido) es una auténtica posibilidad.

¿Otro evangelio?

En su Carta a los Gálatas, el apóstol Pablo condenó fuertemente todo evangelio que no fuera el de Cristo: "Pero aun si alguno de nosotros o un ángel del cielo les predicara un evangelio distinto del que les hemos predicado, ¡que caiga bajo maldición! Como ya lo hemos dicho, ahora lo repito: si alguien les anda predicando un evangelio distinto del que recibieron, ¡que caiga bajo maldición!" (1:8, 9). Evidentemente, la pureza del evangelio era profundamente importante para Pablo.

En nuestra sociedad pluralista actual, se están predicando muchos evangelios. Y entre la gran multitud de voces que reclaman nuestra atención hay varias sectas de OVNIs. Desde la década de 1950, han surgido varias de estas sectas, a menudo alrededor de un líder carismático que dice tener contacto regular con seres de otros mundos. Es interesante que, a diferencia del fenómeno del secuestro, la mayoría de los contactados no dicen haber visto alguna vez a los alienígenas con quienes se comunican. Más bien dicen que los alienígenas se comunican con ellos físicamente o telepáticamente. El contactado es simplemente un canal, o medio, a través de quien los alienígenas comunican sus mensajes a la humanidad. El método de contacto es algo intrigante para quienes favorecen la hipótesis interdimensional. Según señala John Saliba: "Muchos contactados . . . escriben acerca de OVNIs y seres espaciales como si fueran fenómenos psíquicos, pertenecientes a una dimensión del tiempo/espacio diferente que está más allá del a lcance . . . de la ciencia moderna".{19}

Así que, ¿qué tipos de mensajes comunican supuestamente los alienígenas a los contactados? A menudo, quieren ayudar a guiarnos a la próxima etapa de nuestra evolución espiritual o darnos consejos que nos ayuden a evitar alguna catástrofe global. Sin embargo, lo extraño es que muchos de ellos también buscan negar o distorsionar las doctrinas tradicionales del cristianismo bíblico. A menudo, estas negaciones o distorsiones tienen que ver con la doctrina de Cristo. Por ejemplo, la Sociedad Aetherius "considera que Jesucristo es un ser alienígena avanzado . . . que se comunica a través de un canal y viaja a la Tierra en un plato volador para proteger a la Tierra de fuerzas malignas". {20} Como regla general, "las religiones de OVNIs . . . rechazan la cristología ortodoxa (la identidad de Jesús como Dios y hombre simultáneamente) y, por lo tanto, rechazan a Jesucristo como el . . . Creador y . . . Salvador de la humanidad".{21}

Una cristología deficiente, combinada con una aceptación de prácticas ocultas prohibidas por la Biblia, como la canalización a través de un médium (ver Levítico 19:31; Deuteronomio 18:10-12; etc.), hace que muchas sectas de OVNIs sean espiritualmente peligrosas. Al predicar un evangelio falso, se han colocado (tal vez sin darse cuenta) bajo una maldición divina. Al abrazar prácticas ocultas, han abierto la puerta a potenciales ataques y decepciones demoníacos. No obstante, hay esperanza para quienes están involucrados en estas sectas. Aun hay esperanza para quienes están atormentados por seres hostiles que dicen ser alienígenas. La Biblia nos dice que a través de su obra en la cruz, Jesús desarmó a los poderes y potestades demoníacos (Colosenses 2:15). Es más: para aquellos que acuden a Él para tener refugio, pone a su disposición "toda la armadura de Dios", para que puedan "hacer frente a las artimañas del diablo" (Efesios 6:11). Independientemente de quiénes o qué puedan ser estos seres alienígenas, nadie tiene que vivir atemorizado por ellos. Si Jesús ha triunfado sobre el dominio de los espíritus demoníacos malignos, entonces, ciertamente, ningún alienígena puede hacerle frente. Que quienes viven atemorizados acudan a Jesús, porque Él ofrece descanso a todos los que están cansados y agobiados (Mateo 11:28).

© 2003 Probe Ministries

Traducción: Alejandro Field

Notas

  1. John Spencer, ed., The UFO Encyclopedia (New York: Avon Books, 1991), s.v. "identified flying objects" (IFOs)," citado en Hugh Ross, Kenneth Samples, and Mark Clark, Lights in the Sky & Little Green Men (Colorado Springs, Colorado: NavPress, 2002), 25.
  2. Jerome Clark, The UFO Encyclopedia, 2d ed., vol. 1 (Detroit: Omnigraphics, 1998), s.v. "Friedman, Stanton Terry," citado en Ross, et al., Lights in the Sky, 31.
  3. Ross, et al., 32.
  4. 4. Ibid., 109.
  5. Ibid., 34.
  6. Ibid., 39.
  7. Ibid., 57.
  8. Ibid.
  9. Ibid., 59.
  10. Ibid., 109.
  11. Ibid.
  12. Ibid., 69.
  13. Ibid., 69-70.
  14. Ibid., 116.
  15. Lynn Catoe, UFOs and Related Subjects: An Annotated Bibliography (Washington D.C.: U.S. Government Printing Office, 1969), p. iv (preparado bajo Orden de Proyecto 67-0002 y 68-0003 de la Oficina de Investigación Científica de la Fuerza Aérea,), citado en John Ankerberg and John Weldon, The Facts on UFO's and Other Supernatural Phenomena (Eugene, Oregon: Harvest House Publishers, 1992), 17.
  16. John A. Keel, UFOs: Operation Trojan Horse (New York: Putnam's, 1970), p. 215; citado en Ankerberg and Weldon, The Facts on UFO's, 18.
  17. Whitley Strieber, Transformation: The Breakthrough (New York: Morrow, 1988), p. 181; citado en Ankerberg and Weldon, The Facts on UFO's, 23.
  18. Por ejemplo, su reciente anotación en su periódico en línea: "How We Can Protect Ourselves," (Aug. 28, 2003) en www.unknowncountry.com/journal/.
  19. John A. Saliba, "Religious Dimensions of UFO Phenomena," en The Gods Have Landed, ed. James R. Lewis (New York: State University of New York Press, 1995), p. 25; citado en Ross, et al., Lights in the Sky, 145.
  20. Ross, et al., Lights in the Sky, 150.
  21. Ibid., 164.


Acerca del autor

Michael Gleghorn es un asociado en investigación de Probe Ministries. Obtuvo su B.A. en Psicología de Baylor University y un Th.M en Teología Sistemática de Dallas Theological Seminary. Antes de incorporarse al personal de Probe, enseñó Historia y Teología en Christway Academy, en Duncanville, Texas. Además de su trabajo en Probe, está involucrado en el ministerio a estudiantes internacionales de University of Texas, en Dallas. Michael y su hermosa esposa, Hannah, viven en Frisco, Texas. Si usted tiene algún comentario o pregunta sobre este artículo, envíelo por favor a espanol@probe.org. Por favor indique a qué artículo se está refiriendo.

¿Qué es Probe?

Probe Ministries es un ministerio sin fines de lucro cuya misión consiste en ayudar a la iglesia a renovar las mentes de los creyentes con una cosmovisión cristiana y equipar a la iglesia a reclutar al mundo para Cristo. Probe cumple su misión a través de nuestras conferencias Mind Games [Juegos para la Mente] para jóvenes y adultos, nuestro programa radial diario de 3 1/2 minutos, y nuestro extenso sitio Web en www.probe.org.

Puede obtenerse información adicional sobre los materiales y el ministerio de Probe contactándonos (en inglés, por favor) como dice abajo. Lamentamos que nadie en la oficina de Probe Ministries (Ministerios Probe) en Texas, EE. UU., habla español. El sitio web MinisteriosProbe.org consiste de artículos tradicidos de Probe.org.

Probe Ministries (Ministerios Probe)
Suite 2000, 2001 W. Plano Parkway
Plano TX 75075-8632
Estados Unidos de Norteamérica
Teléfono: +1 (972) 480-0240
www.ministeriosprobe.org

Información de copyright


Más artículos en español

¿Le pareció útil este artículo?
¿Le gustaría que otros artículos similares fueran traducidos?


Para volver a la página o el menú de donde vino,
por favor use el botón "Atrás" (Back) de su navegador

Volver a la página de inicio de Ministerios Probe